SESIÓN DE FOTOS



Bien mirado, aunque el título de esta entrada es Sesión de Fotos, también hubiera podido llamarse Anécdotas de Vida o algo por el estilo dado que es más o menos de lo que voy a hablar.
¿Os gusta la fotografía? A mí me encanta desde muy pequeña, creo que empecé a desear tener una cámara de fotos a los ocho o nueve años. Lo deseaba con una fuerza que hasta dolía y, después de mucho tiempo dando la lata en casa, conseguí que me regalasen una por Reyes cuando aún tenía diez años; es la que se ve en las siguientes imágenes: una Premier a la que se le metían unos carretes muy estrechos de 16 mms.

    

Nunca he sabido por qué (quizás se deba a que creo que siempre he sido una persona altamente observadora) me han interesado mucho los aparatos y utensilios para captar imágenes o para conseguir observar mejor: cosas como cámaras de fotos y vídeo, lupas, prismáticos... Hasta conseguí también siendo cría que me regalaran por mi cumpleaños un microscopio y un telescopio para ver las estrellas; era como si necesitase patológicamente verlo todo.

   

Aunque ya no poseo la mayoría de esas cosas que tanto me fascinaban, sí que continúo guardando como un tesoro todas las cámaras de fotos que han pasado por mi vida de una manera u otra: mi primera máquina, la Polaroid de los años `70 con la que se tomaron la mayoría de imágenes familiares de esa época, antiguallas ochenteras, la primera réflex con la que di clases de fotografía, la cámara de un sólo uso, una de las primeras cámaras digitales que Canon lanzó al mercado allá por comienzos de los años 2000 (todo un armatoste si la comparamos con lo compactas que son ahora)... En fin, una pequeña colección de unos quince aparatos a la que le tengo cariño.

 

Hay quien opina que la fotografía analógica era más bonita y tenía más mérito que lo que ocurre hoy en día gracias a la digitalización, pero yo no lo creo así, todo lo contrario, pienso que lo que ha sucedido es que el espectro del mundo de la imagen se ha ampliado y que, afortunadamente, se abaratado muchísimo; porque lo que no he contado es que, una vez que conseguí la cámara de fotos que tanto deseaba, luego me tocó suplicar para que me compraran carretes y después para el revelado; en serio, era casi una odisea poder sacar adelante sesiones de fotos para el álbum o para mis murales experimentales, así que no seré yo quien se queje de la era digital.



Bueno, me imagino que todos tenemos nuestras particulares anécdotas en cuanto al mundo de la fotografía se refiere, y esta ha sido una de las mías. Seguro que los que sois de mi edad (38) o más mayores, estáis disfrutando mucho de la modernización. Seais de la generación que seais, termino esta entrada deseándoos buenas fotos  ;-)  y dejando por aquí algunos de mis pinitos fotográficos por si os apetece echarles un vistazo. Chao

TRAMPANTOJOS CON LIBROS

Sigo sin poder evitar compartir a través de este blog los trampantojos fotográficos más chulos que de vez en cuando me encuentro. Además siempre lo hago con una sonrisa.
Espero que a vosotros también os gusten   ;-) 






LOS ROSTROS DEL RECUERDO

A veces hago ejercicios de dibujo que no sé ni cómo se me ocurren, pero que sacan a
la luz y al papel cosas que me sorprenden mucho. El ejercicio concreto al que hago referencia en esta ocasión consistía en intentar dibujar retratos a lápiz dejando vagar mi mente sin usar ningún tipo de imagen que sirviese como modelo; de este manera fueron apareciendo, más rápido de lo que esperaba, rostros como estos.



 Al principio me pareció bastante chocante, sobre todo porque no entendía por qué los personajes recordaban a esos bocetos sobre delincuentes que se hacen en las comisarías pero, transcurrido cierto tiempo, me di cuenta de que muchos de los rasgos que tenían los dibujos eran los de gente que conocía. Ahí estaban los ojos glaciales de José Manuel o la nariz de Eduardo, ahí estaba el pelo de Pedro o de mi hermano; incluso me di cuenta de que había caras de artistas a los que en algún momento había observado en fotos: el guitarrista de los Red Hot Chili Peppers, Andy Warhol, Keith Richards de joven... Así, sin comerlo ni beberlo, fue formándose una colección que llegó a la docena de retratos en la que, no es que se busquen delincuentes, sino los rostros del recuerdo con los que mi cerebro montó personajes. 
Días después me apeteció seguir con el ejercicio y más rostros del recuerdo emergieron,
pero esta vez con una estética totalmente diferente; de hecho esta colección terminó llamándose Retratos Primarios, porque pidió sólo ese tipo colores para conseguir su toque personal.



¿Habéis probado alguna vez a hacer algo parecido? 
 Yo ya había probado algo semejante pero con pensamientos: eliges un tema que examinar, y dejándote llevar, en un papel escribes las palabras que te llegan con respecto al asunto.
En serio, probádlo. Es una manera de lo más sencilla y entretenida de encontrar
claves que nos ayuden de cara a algo que nos preocupe.
A mí en ambos casos: tanto en el de dibujar como en el de liberar pensamientos,
me resultan siempre experiencias bastante curiosas y, si hay suerte, hasta reveladoras.
Con respecto a estas colecciones de rostros del recuerdo, he pensado que, si
todo sale bien, su final consistirá en dos murales, no exactamente como
os enseño en las fotos, a modo de instalaciones artísticas.

INYECCIÓN DE FANTASÍA


Y recordemos que aunque la frase está acompañada por libros de fondo,
afortunadamente la fantasía se encuentra en muchos otros lugares.
Creo que este bloguito es una prueba de ello  ;-D 

PALABRAS DE MUJER

Porque las mujeres no hemos ganado gratuitamente los lugares que hoy en día ocupamos y por los que seguimos luchando, celebramos el 8 de marzo a partir de un suceso trágico que acabó con la vida de un centenar de mujeres obreras de una fábrica textil en esa misma fecha a principios del siglo XX. Desde entonces se celebra esta gran jornada, no para inspirar buenas palabras o poemas de exaltación a la mujer, sino para recordarnos a nosotras mismas y a la sociedad en general, todo lo conseguido, lo mucho que hemos luchado por los derechos de los que hoy disfrutamos, y por los que seguimos peleando a través del tiempo, según el lugar y la época que nos toque vivir, para hacer de nuestro mundo un lugar más justo y humano.
En Todos contra el Arte, con esta breve recopilación de frases
homenajeamos a todas las mujeres en vuestro-nuestro día.


La historia de todos los tiempos, y en particular la de hoy, nos enseña que
las mujeres serán olvidadas si ellas se olvidan de pensar en sí mismas.
Louise Otto-Peters - escritora y periodista alemana


El hombre se creía el rey de la creación y se quedó
sin súbditas. Las mujeres hemos huido de palacio.
 Lidia Falcón - abogada y escritora española


La historia proporciona pruebas de que dar mayor libertad e
igualdad a las mujeres nunca ha puesto en peligro a las sociedades
democráticas sino que, por el contrario, las ha fortalecido.
 Carlota Bustelo - política española


LA DIFERENCIA SE VE, LA IGUALDAD SE HACE.
Estrella G. Villalba - ciudadana de a pie